Desde hace un tiempo los sulfatos son los ingredientes químicos más odiados y temidos por el consumidor.


¿Pero porque?


Lo primero que tenemos que saber, es que los sulfatos son tensioactivos, que se encargan de limpiar la piel de todo nuestro cuerpo y cuero cabelludo.
Son los que producen la espuma (aunque no son los únicos) y mejor retiran la grasa adherida a nuestro cuero cabelludo.

que son los sulfatos de los productos de peluqueria


Hace unos años salieron unos estudios sobre un grupo de sulfatos, que son los más usados y los llamados SLS y SLES.


Llegaron a la conclusión de que el SLS era perjudicial para las personas por su toxicidad, en ese estudio científico demostraron que la exposición de 24 horas al SLS en una solución de 1-2% podía aumentar la pérdida de agua en la capa más externa de la piel y causar una leve inflamación.


En cuanto al SLES descubrieron que puede contener trazas de 1,4 dioxano, una sustancia que es cancerígena y que no puede ser metabolizada por el hígado.
Aunque en los niveles permitidos no es nociva, al encontrarse en productos que enjuagamos y eliminamos con el agua.

Hay que decir que después de estos a habido muchísimos estudios científicos sobre ellos y no han encontrado resultados negativos que dieran pie a su prohibición.

Debido a ello y por su bajo coste, actualmente pueden encontrarse en los productos de cosmética que se encuentran en grandes superficies.
Las firmas profesionales han optado por eliminarlos casi por completo y sustituirlos por otros más respetuosos con la piel aunque más costosos de obtener.

Los sulfatos tienen sus pros y sus contras. Por supuesto no solo depende del tensiactivo sino de la fórmula en su conjunto del producto.

Pros:
Son los tensioactivos que mejor eliminan la grasa y suciedad, pero no son los únicos.
De mayor a menor poder detergente:
SAPGs (sulfonatos)
SLS (sulfatos)
Jabón natural
SLES (sulfatos)

Contras:
Pueden ocasionar irritación en la piel al eliminar demasiados lípidos.
Si no se lleva una correcta rutina después del lavado puede ocasionar deshidratación.
De mayor a menor irritante:
SLS (sulfatos)
AOSs ( sulfonato que puede derivar del coco o del petróleo)
Jabón natural
SLES (sulfatos)
SAPGS ( sulfonatos)

Despues de saber que son y para que sirven, podríamos asegurar que los sulfatos SLS y SLES tan criticados en algunos casos son necesarios.

El problema empieza cuando usas los productos para el cuidado cosmético sin haber sido aconsejado por un profesional.
Pueden ocasionarse problemas en el cuero cabelludo y el cabello (sequedad, descamación, etc)
Depende de la vida que llevemos necesitaremos unas u otras rutinas de belleza e higiene.

Si nuestro trabajo nos expone a radicales libres y ambientes cargados con más suciedad debemos elegir productos (champú, limpiador de cara…) que eliminen profunda y eficazmente todo eso, después se debe aplicar una rutina de hidratación adecuada a nuestras necesidades.

Pero si eres una persona poco expuesta a lo antes nombrado y que además practicas deporte, necesitarás un producto suave para poder aplicártelo todos los días sin irritar la piel.

Para aquellas personas que buscan productos sin SLS ni SLES, en nuestro salón, les aconsejamos usar las líneas Milk Shake y Simply Zen las cuales están formuladas sin estos componentes.


Pregunta a tú profesional de la cosmética de confianza y ell@s sabrán aconsejarte adecuadamente para obtener un cuidado perfecto de la salud de tu piel y cabello.